Centro_sofa | Grandes ideas para pequeños “livings”
16647
post-template-default,single,single-post,postid-16647,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Grandes ideas para pequeños “livings”

Grandes ideas para pequeños “livings”

No siempre disponemos de grandes casas con muchas estancias y  espacios amplios para poder decorar sin miramientos y con todo tipo de detalles.

Por ello, si tu hogar escasea de metros, deberemos explotar la imaginación y pensar de forma inteligente para sacarle partido a cada centímetro que disponemos de nuestra estancia, sin tener que renunciar a un “living” práctico, útil, bonito y acogedor.

Te ofrecemos consejos para una de las estancias más importantes de la casa: El salón.

Sofás con chaise longue, son ideales para espacios en “L” y que terminan en un espacio reducido, además, aportan al sofá un aspecto moderno. Si optas por esta opción ten en cuenta que tu chaise longue sea “arcón” en ese mismo espacio, podrás tener un pequeño almacén para guardar todo tipo de cosas.

Los rincones también son buena opción para convertir tu sofá en una pequeña rinconera. Quizá no podrás tener dos sofás pero esta opción, alarga la modulación de tu sofá, tanto a la vista como al uso, incluso podrás tener más espacio para tirarte en el sofá en momentos de descanso.

No te olvides del sofá cama, es otra muy buena opción para cuando no dispones de dormitorios extras y necesitas de una cama extra. Hoy día los puedes encontrar en cualquier modulación, todo tipo de estilos y con la misma comodidad y calidad de un sofá normal.

APROVECHA BIEN TU ESPACIO

En cualquiera de las opciones, opta por medidas de poco fondo para no restar espacio y por modelos con brazos estrechos o incluso con  terminaciones sin brazo, esta ultima opción le dará  incluso al sofá un aspecto más moderno y a la vez, optimizarás el espacio.

Los respaldos, deben ser bajos, ya que suavizan el espacio. Búscalos de diseño italiano, con opción reclinable, porque además de un diseño actual y ligero, podrás subirlos para mayor comodidad y tu descanso será más reconfortante.

El tapizado debe ser tanto en piel como en tela, en tonos neutros para dar sensación de amplitud, luminosidad y un ambiente de calma.

Huye de los estampados y colores estridentes, protagonizan demasiado las piezas y restan visiblemente el espacio, dando sensación de sobrecarga.

En cuanto al resto de muebles, ten en cuenta que “menos es más”. Elige estratégicamente los muebles de más uso, olvidándote de aquellos que no tiene practicidad y que cubrirán metros innecesarios.

Utiliza muebles de colgar, sin patas ni zócalos, esto dará una sensación más ligera al salón.

 

Como mesa de centro puedes utilizar piezas versátiles, como  cualquier tipo de puff, este te servirá de apoyo y a la vez de asiento extra cuando tengas invitados, y cuando no, siempre puedes ponerlo en cualquier rincón. Es una opción versátil, ligera, práctica y diferente de innovar en la decoración.

En la zona de comedor, puedes recurrir a mesas plegables, de forma que cerradas queden en la mínima expresión y cuando tengas la necesidad, puedas abrirlas a diferentes medidas, según tu momento y necesidad.

Recurre a un color de pared en tonos blancos o pasteles, así como muebles lacados en blancos o en maderas claras, la sensación será de amplitud, aportando al espacio más luminosidad y una sensación de orden y paz.

No recargues la decoración con demasiados detalles, reducen los espacios y dan sensación de acumulación y desorden. Coloca 3 piezas grandes decorativas en sitios estratégicos y será más que suficiente, para dar ese toque moderno y acogedor a tu “pequeño living”.

Sin Comentarios

Publica Un Comentario