Centro_sofa | Historia del Chaise Longue
16658
post-template-default,single,single-post,postid-16658,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Historia del Chaise Longue

Historia del Chaise Longue

El chaise longue es uno de los tresillos más elegantes y también uno de los que más historia tiene detrás. Lo cierto es que fue diseñado para amplios salones, pero ¿cuál es el origen de este cómodo y alargado tresillo?

Como la mayoría de los muebles actuales, el chaise longue ya estuvo presente en el antiguo Egipto y Roma y se usaba para descansar y comer. En Egipto, se utilizaba para reponerse del calor del desierto, aunque también había versiones con fines funerarios. En la antigua Grecia y Roma también aparece el chaise longue, aunque su nombre era lectus y era usado para leer y escribir entre otras funciones.

Después cae en el olvido durante cientos de años y no es hasta 1625 cuando aparece en Francia por primera vez pensado para la convalecencia femenina. Las clases altas buscan en el mueble la comodidad y la belleza, en donde las mujeres estiraban sus piernas para lucir sus faldas, prendas con encajes y bordados típicos de la época.

Así que, el origen del chaise longue, tal y como lo conocemos, es francés y está ligado a la aristocracia francesa de finales del  siglo XVIII y, sobre todo, a la mujer. Durante este siglo, la mujer adquirió mayor protagonismo en la vida pública y privada, por lo que el ‘chaise’ se convirtió en un auténtico trono femenino.

COMODIDAD POR ENCIMA DE TODO

Uno de los modelos de diseño más conocidos es la Chaise Lounge LC4 diseñada por Le Corbusier en 1928 en colaboración con Pierre Jeanneret y Charlotte Perriand. Bautizada por Le Corbusier como la ‘máquina del reposo’, se presentó al público en el “Salón de Otoño” de París de 1929. La estructura es de acero cromado sobre un base de acero lacado que le proporciona estabilidad, aunque sus diseñadores la crearon para ser utilizada directamente sobre el suelo.

En la actualidad podemos  encontrarla de mil formas distintas. La chaise longue ha ido dando un cambio lo largo del tiempo y se ha modificado bastante su diseño. Puedes encontrarla individual, conservando su forma clásica pero con un cierto aire renovado o de líneas más rectas y un diseño actual. Hoy día su función más práctica es encontrarla añadida al sofá, aportándole  un aire más moderno al diseño del sofá ,con brazos de diseños más cortos o con brazos más largos aportando al sofá un diseño de chaise longue rinconera. También puedes encontrar la opción con arcón proporcionando un mueble extra de almacenamiento, el modelo de chaise longue partida con el puff independiente, lo que nos  permite tener un asiento extra separándolo cuando lo necesites.

Un clásico que se ha  ido renovando con el tiempo pero que a su vez ha  conservado su funcionalidad; ideal para tumbarse y dormir una siesta, ver una película o relajarse leyendo un libro, bien en un rincón de la casa o junto con el sofá.

Sin Comentarios

Publica Un Comentario