¿Es bueno dormir sin almohada?

Ago 6, 2021 | Consejos prácticos, Todo sobre colchones

La almohada a la hora de dormir, ¿es buena o mala? ¿Hay excepciones en su uso? La verdad es que lo que sí que hay es mucha controversia en este tema. Si quieres conocer la respuesta, no te duermas (aún) y sigue leyendo:

Dormir con la almohada, ¿es bueno o malo?

Depende. En líneas generales, podemos decir que sí es beneficioso usar almohada para dormir, aunque no todos debemos usarla. Vamos a ver en qué casos más comunes es recomendable y en qué otros no lo es tanto:

Quién debería dormir con la almohada

  • Aquellos niños y personas adultas con una columna cervical sana y flexible no necesitan, a priori, usarla. No obstante, bien es cierto que nos acostumbramos desde pequeños y esto nos genera cierta dependencia. De ahí que, cuando pasamos alguna noche sin “nuestra almohada”, nos resulte más complicado conciliar el sueño. Además, al tumbarnos en el colchón, se suele crear algún espacio libre o “hueco”, entre el mismo y la zona de la cabeza y el cuello. Por ello, hay que hacer un esfuerzo para mantener la espalda recta. Este “esfuerzo” es el que nos ahorra la almohada. Por eso, desde CentroSofá, sí recomendamos el uso de la almohada para este grupo de durmientes.
  • Adultos que suelan realizar viajes de larga distancia en coche, tren, autobús o avión. Las almohadas cervicales de viaje nos ayudan a que el cuello permanezca durante el trayecto en una posición adecuada. Así, previenen sacudidas de la cabeza y las típicas molestias que surgen cuando nos apoyamos en las ventanillas o en el hombro de nuestro acompañante. 
  • Según los fisioterapeutas, ante ciertas patologías como cuando encontramos rigidez cervical y en algunos pacientes con artrosis, es recomendable usar almohada. El objetivo: proporcionar mayor relajación a los músculos del cuello y mantener un alineamiento de la columna adecuado. Te recomendamos consultar con un especialista del sector sanitario.

Quién no debería dormir con la almohada

En ciertos casos no es necesario o incluso poco recomendable dormir con almohada, como son:

  • En bebés. Las voces autorizadas recomiendan que, a partir de los 2 años aproximadamente o cuando pasemos de la cuna a la cama, sea cuando comiencen a usar almohada. Antes no porque podrían impedir que los peques respiren con normalidad.
  • Si duermes siempre boca abajo y apenas te mueves no tendrías por qué usar una almohada.
  • Adultos de peso ligero. Al tener un peso más bajo, ejercemos menos presión en la necesidad de almohada no es tan apremiante.

Por nuestra parte, como especialistas en descanso sí la recomendamos en general. Por estética y porque, como veníamos anunciando, nuestra vinculación con la almohada a la hora de dormir es tal que, ante su ausencia, es también el sueño el que desaparece. En nuestro catálogo encontrarás almohadas desde 10€ de distinta tipología: más duras, blandas, altas, bajas, anatómicas, de látex…

Para responder a la pregunta: “¿Qué tipo de almohada es mejor para mí?”, tendríamos para otro artículo del blog, ¿te gustaría que te lo contáramos? Déjanos un comentario y, mientras lo escribimos, te invitamos a pasarte por nuestras tiendas para encontrar la respuesta con nuestros compañeros. 

banner-interior-post-outlet

0 comentarios

Enviar un comentario

Busca por categoría

Te puede interesar…

¡AHORRA CON NUESTRAS OFERTAS!

Te has suscrito exitosamente!